¿Es el fin de los servidores físicos?

La consultora International Data Corporation (IDC) prevé un crecimiento del 43% en el hardware on-premise, sobre todo por las organizaciones que buscan los beneficios de nubes híbridas. Además, sus expertos vaticinan que hacia 2021, el mercado de infraestructura como servicio (IaaS) superará en tamaño al de infraestructura On-Premise, sin que esta vaya a desaparecer. Por otra parte, El mercado general de servidores se desaceleró en el 1T-19 después de experimentar seis trimestres consecutivos de crecimiento de ingresos de dos dígitos, aunque aún quedan bolsas de crecimiento sólido. Los ingresos por servidor de volumen aumentaron un 4,2% a $ 16.7 mil millones, mientras que los ingresos de servidores de rango medio crecieron un 30.2% a $ 2.1 mil millones. Donde sí se vio una reducción considerable, fue en los sistemas de gama alta, estos se contrajeron considerablemente por segundo trimestre consecutivo, disminuyendo un 24,7% respecto al primer trimestre del 2018 con ingresos de 976 millones.

Los servidores físicos no desaparecerán.

Al igual que las computadoras de escritorio no desaparecieron como se había pronosticado con la llegada del teléfono móvil; los servidores físicos se continuarán utilizando, sobre todo servidores de volumen (pequeños) y de rango medio, que se utilizan en ambientes híbridos. Un servidor es una computadora diseñada para trabajar 24 horas al día los 365 días del año, fabricada con los más altos estándares de calidad en sus componentes, lo que otorga la confianza de poder instalar en ellos aplicaciones empresariales críticas para tu negocio, ya que así fueron diseñados y fabricados. Adicionalmente, permiten compartir sus recursos como procesador, memoria RAM, disco duro, red, servicios, aplicaciones etc., con múltiples usuarios. Elegir el servidor correcto para tu negocio es una tarea muy importante, ya que es una inversión a mediano plazo (3 a 7 años) la cual podrás capitalizar al máximo siempre y cuando hagas la tarea y sigas nuestra GUÍA DE 5 PASOS PARA ELEGIR EL SERVIDOR PERFECTO PARA TU EMPRESA.

¿Cómo elijo el servidor Perfecto para mi empresa?

Paso 1. Haz una lista de los servicios que instalaras en el servidor.

El primer paso es tener claro ¿Para qué se utilizará el servidor? No es lo mismo un servidor para virtualizar, que un servidor de archivos o para respaldos.

Paso 2. Haz una lista de las aplicaciones que se requieren para cada uno de los servicios.

Cada uno de los servicios requiere una serie de aplicaciones, servicios y actualizaciones para su óptimo funcionamiento. Es importante documentar las ediciones y versiones de cada una de ellas con el fin de validar su compatibilidad con todos y cada uno de los componentes del servidor.

Paso 3. Investiga los requerimientos de hardware y especificaciones técnicas para las aplicaciones y componentes del servicio.

Cada una de las aplicaciones tienen una serie de requerimientos técnicos en cuanto a tipo de procesador, cantidad y tipo de memoria RAM, cantidad y tipo de disco duro, arreglo de discos, etc., lo cual dependerá de la carga de trabajo y criticidad del servidor, así como la cantidad de usuarios que utilizaran el servicio. Existen herramientas de los principales fabricantes de infraestructura, como Dell EMC Live Optics, que nos permiten realizar un análisis del centro de datos independiente de las plataformas, lo cual te ayudará a conocer el entorno, optimizar las inversiones en TI y evaluar las oportunidades de crecimiento.

Paso 4. Considera las condiciones del sitio e infraestructura donde se instalará el o los servidores.

Un paso que generalmente es olvidado a la hora de comprar un servidor es el lugar donde será instalado. Si cuentas con un rack o gabinete será más sencillo integrarlo a la infraestructura existente, si no cuentas con un rack o gabinete deberás considerar adquirirlo o en su caso optar por un servidor de Torre.

Paso 5. Soporte y niveles de servicio requeridos.

Sumamente importante es tener en cuenta el tipo de soporte y el periodo de garantía que deberá incluirse junto con el servidor, lo cual dependerá de la criticidad de los servicios y aplicaciones que en él se instalarán. Si es un servidor que estará soportando servicios y aplicaciones core del negocio, que en caso de interrupción del servicio tendría un fuerte impacto en la operación del negocio, debemos considerar niveles de servicio de Misión Crítica. Al contrario, si son servicios cuya interrupción no afectarían de manera importante al negocio, será suficiente con un nivel de servicio estándar.

Por último, es importante considerar el nivel de apoyo que requerirás para la administración, configuración y mantenimiento de los servidores. Si tu empresa no cuenta con el suficiente personal técnico o un área especializada en la gestión de la infraestructura del Centro de Datos, es recomendable considerar algunos servicios de valor agregado que te apoyen a soportar su administración y complementen las pólizas de soporte de los fabricantes.

Básicamente existen 3 tipos de servicios que pueden manejarse a la hora de adquirir un servidor:

1. Servidores con garantía de fábrica. En esta modalidad tu eres el responsable al 100% de su configuración, administración y actualización del servidor. El soporte durante la vigencia de la garantía, lo gestionas de manera directa con el fabricante a través de su mesa de ayuda conforme a los niveles de servicio y alcances contratados.

2. Servidores con servicios de inicio. En esta modalidad el proveedor será responsable de realizar el montaje del servidor en rack, actualizar firmware, creación de arreglos RAID, instalar el sistema operativo y realizar pruebas básicas de conectividad a la red. El soporte durante la vigencia de la garantía, lo gestionas de manera directa con el fabricante a través de su mesa de ayuda conforme a los niveles de servicio y alcances contratados.

3. Servidores Como Servicio. En esta modalidad el proveedor será responsable de realizar todas las actividades, desde la instalación, soporte preventivo y correctivo, configuración, administración y actualización de firmware del servidor durante la vigencia de la garantía, gestión de garantías y servicios necesarios para cumplir con los niveles de servicio acordados. Adicionalmente se puede incluir servicios de migración de datos y aplicaciones, soporte a aplicaciones de terceros, virtualización, administración de aplicaciones, gestión de cambios, manejo de incidentes, entre muchos otros, incluyendo servicios financieros.

Conclusiones.

Te acabo de proporcionar la información básica para elegir el servidor perfecto para tu empresa. Sin embargo, en proyectos y requerimientos más complejos será necesario considerar otros componentes del Centro de Datos como son el almacenamiento, la plataforma de virtualización, la solución de disponibilidad de información, la red, aplicaciones de monitoreo y gestión, servicios de consolidación, migración de aplicaciones, entre otros componentes de servicio.

Recuerda que siempre estamos aquí para ayudarte en el camino. Puede contactarnos en: ventas@lment9.com, estaremos encantados de ayudarte a encontrar el servidor perfecto para tu empresa y/o proyecto.

Contáctanos:

Av. Popocatépetl No. 142, Col. Los Pirules, Tlalnepantla, Estado de México, C.P. 54040

(55) 5361 0247

info@lment9.com.mx

¿Necesitas Ayuda? ¡Dejános Un Mensaje!

6 + 11 =